Galiciademoda a solas con Adriana Domínguez

Ser hija de Adolfo Domínguez es una gran responsabilidad dentro del mundo de la moda y el llevar las riendas de la empresa familiar como consejera delegada implica un gran compromiso ¿Cuáles fueron tus primeros pasos al frente de la empresa?

Fueron muchos a la vez. Normalmente cuando un ejecutivo llega a una empresa pasa meses analizando los procesos sin tomar ninguna decisión. Al conocer la empresa por dentro, nuestro caso fue muy distinto: comenzamos a implementar cambios desde el primer minuto. Una de las primeras decisiones fue la de la fusión de todas las marcas bajo una sola insignia, Adolfo Domínguez. Desde septiembre todas nuestras tiendas comercializan nuestras prendas bajo una sola marca, Adolfo Domínguez, en una colección que bebe de lo mejor de nuestra propuesta más juvenil y de nuestra propuesta más formal. Y está funcionando. En los nueve primeros meses del ejercicio 2018/19 nuestras ventas comparables crecen un 26% más que hace dos años.

Tus dos hermanas también están vinculadas a la marca, un cambio generacional esencial para conservar la esencia de la misma ¿Cómo se ha llevado a cabo este relevo familiar?

Ha sido más coincidencia que plan. En los últimos años cada una hemos estado vinculadas a la empresa de una forma u otra en los ámbitos y momentos en los que más podíamos aportar. En mi caso, hace dos años la compañía se encontraba en un punto en el que necesitaba un cambio de rumbo y yo podía ayudar. No era nada planeado, pero ocurrió así. Hoy, Tiziana forma parte del equipo de diseño, Valeria es vocal del consejo de administración y yo ocupo el cargo de consejera delegada.

¿Cómo es trabajar las tres juntas?

En la compañía siempre hemos de conciliar dos aspectos: somos una empresa familiar; y somos una empresa cotizada, con muchos accionistas. Como empresa familiar, en la que el accionista fundador continúa siendo el principal propietario, tenemos un compromiso con la tierra, las raíces y el origen de la firma, y una cultura propia que cultivamos y transmitimos. Como empresa cotizada, nos debemos a cientos de accionistas, a quienes reportamos y a quienes debemos la mejor gestión posible de su inversión.

Como hermanas, obviamente, nos conocemos más y conocemos el espíritu de la empresa. Pero en el trabajo, cada una tiene su papel bien definido.

¿Cómo funciona el engranaje de Adolfo Domínguez? Imaginamos que habrá departamentos clave que tienen que encajar a la perfección para que el consumidor último sea capaz de percibir todo lo que hay detrás de vuestras colecciones.

La coordinación es clave en todos los procesos. En el sector textil, las colecciones comienzan a idearse con un año de antelación y desde el primer diseño se prende la llama para que el resto de departamentos vinculados en su proceso de producción se impregnen de esa idea. En la colección primavera-verano de este año, la colección se desarrolla alrededor del concepto Galicia, donde están nuestras raíces desde hace 40 años. Desde el equipo de diseño y en el resto de departamentos declinaron esa idea de Galicia en las prendas, pero también en el visual de nuestros escaparates en las calles, en nuestras redes sociales…

Estamos casi viviendo una nueva “era Domínguez” en donde los complementos son igual o incluso más importantes que las prendas ¿cómo se ha fraguado esta evolución?

Los complementos se han convertido casi en una prenda más cuando nos vestimos y queríamos que esa realidad se reflejase también en nuestras colecciones.

En los dos últimos años, hemos doblado nuestra apuesta por los complementos con una mayor oferta, tanto de bolsos de piel como de eco-piel y también con una mayor visibilidad en las tiendas. Y nuestros clientes están respondiendo: la venta de los complementos creció un 33% en el último ejercicio completo. 

A nivel de diseño ¿Con qué novedades nos encontramos en esta etapa?

Los equipos de diseño son ya casi un equipo de diseño, ya que hemos realizado una importante reorganización y fusión de marcas, que incluye una mayor interrelación entre todos los creativos y diseñadores. El cambio quizás más importante es el paso a un modelo conceptual: hemos empezado a diseñar las diferentes colecciones a partir de un concepto, y a partir de ahí desarrollamos los diferentes modelos. Esta primavera, por ejemplo, el concepto es Galicia: a partir de sus hitos y su naturaleza hemos desarrollado una serie de prendas, en las que además hemos recuperado nuestro propio proceso de estampación.

Sois una empresa sostenible con un fuerte compromiso con Galicia ¿Seguiréis apostando por una producción ‘Made in Galicia’?

Nuestras raíces están en Ourense, donde llevamos 40 años y donde queremos permanecer. Esta primavera lanzamos por primera vez en 20 años una colección limitada confeccionada y producida al 100% en el atelier de sastrería integrado en nuestras instalaciones de San Cibrao das Viñas (Ourense).

Esta limited edition es la primera de las que queremos que sean muchas colecciones limitadas hechas desde Galicia. En esta colección limitada de 450 unidades declinamos desde un punto de vista moderno y gender fluid, sin enfoque de género, prendas icónicas de nuestra marca de los años 80.

¿Qué importancia juegan las redes sociales y el entorno digital en esta nueva etapa de Adolfo Domínguez?

Es una herramienta fundamental para interactuar con nuestros clientes y sobre todo para conectar con el público más joven. En nuestras últimas campañas como #Estonoesunselfie o #YonosoyAdolfo hemos utilizado las redes para abrir un diálogo con los usuarios invitándolos a que reinterpretasen nuestros mensajes desde su punto de vista y conocerlos mejor. Y ha sido una experiencia fantástica. Hace dos o tres años, nadie se imaginaba ver a un hombre con barba, moño y maquillado en el Instagram de Adolfo Domínguez, pero ya ha ocurrido. Queremos que empleen nuestras prendas y también nuestras campañas, para ser ellos mismos. Y las redes nos permiten un lugar más para hacerlo.

En vuestra última campaña invitáis a reflexionar sobre un consumo de moda responsable bajo el claim ‘piensa, luego compra’ ¿Qué importancia tiene el slow fashion para vosotros?

La apuesta por la sostenibilidad y el medio ambiente forma parte de nuestra esencia como firma de moda de autor desde nuestros comienzos. Creemos que es posible producir moda de una forma más respetuosa con el medio ambiente.

La industria textil es la segunda más contaminante del mundo, pero cuando acudimos a una tienda a comprar unos pantalones o una blusa nunca pensamos en eso, pero sí lo hacemos cuando tiramos una botella al contenedor de reciclaje equivocado.

Es necesario que las empresas y los consumidores empecemos a reflexionar sobre nuestra huella en el planeta. Y ese es el primer paso que debemos dar, reflexionar sobre la necesidad de un nuevo modelo de consumo más sostenible. Lo normal es que una falda te dure 10 años, no que la compres para usarla una vez y tirarla.

Desde el año 2010 no utilizáis pieles y cumplís con un manifiesto por el bienestar animal y habéis sido pioneros en la producción sostenible. ¿Ir a la cabeza en un entorno en el que impera el fast fashion ha sido muy complicado?

Como marca de moda de autor, es nuestra responsabilidad ofrecer una visión alternativa y ser diferentes. No siempre es fácil, pero forma parte de quién somos.

La marca cuenta con fuerte presencia en Europa, pero Japón y México son dos países clave para Adolfo Domínguez a medio – largo plazo. ¿Cómo está evolucionando la firma fuera de nuestras fronteras?

Una de cada dos tiendas de Adolfo Domínguez están ya fuera de España. En algunos casos como México, nuestro segundo mercado, tenemos una presencia estable, con más de 20 años de experiencia y más de un centenar de tiendas por todo el país y en los principales centros comerciales. En otros como Rusia o Australia, dos mercados que abrimos durante el pasado año, estamos todavía comenzando pero siempre pendientes de nuevas oportunidades de negocio en aquellos mercados más rentables.

Has vivido muchos años fuera de España ¿cómo ha influido en tu experiencia vital y profesional?

Por una parte, siempre me he sentido muy a gusto fuera y tengo afinidad con muchas culturas que no son la mía, pero por otro lado, cuando vives mucho tiempo así, te apetece sentir el arraigo y con Galicia me sucede que la veo casa y la veo exótica a la vez. Es una vuelta al origen que apetece mucho más cuando has estado fuera.

¿Cómo es un día en la vida de Adriana Domínguez?

En mi día a día lo único que permanece es el cambio. No existe un día tipo y creo que esto es una buena práctica para la realidad de los negocios de hoy en día. Nada es constante. Voy siempre muy ágil, muy de puntillas y adaptándome. Eso sí, busco que cada día haya un alineamiento entre lo personal y lo profesional. Tengo un hijo pequeño y lo compatibilizo con el trabajo, algo que es además cultura de empresa, ya que tenemos un horario que cumplimos de modo estricto y que permite la conciliación. Incluyo también a diario el contacto con la naturaleza y los animales. Tengo la suerte de vivir en el campo y convivir con mis perros.

¿Qué básicos no faltan en tu fondo de armario?
Cada día me gusta más la idea de tener un uniforme propio. Mi armario es muy atemporal, nada chilla. Tengo tanta excitación en mi vida que me gusta la ropa que tiene un poco de silencio. Colores neutros, tierra, negro… y me encantan las prendas tipo capa y kimono. Todo esto es muy de la casa, muy Adolfo Domínguez.

¿Qué cuidados de belleza son imprescindibles para ti?
Dormir bien, una dieta mayoritariamente vegetariana, el aire fresco y paz interior.

Qué te inspira y tus favoritos: un diseñador, un icono, un cuadro, un libro, una ciudad.

Una ciudad, Kyoto. Un diseñador, Rei Kawakubo de Commes de Garçons, con quien comparto la idea de que “la tendencia es asesina de la personalidad”. Un icono, Sergei Polunin, el bailarin. Un libro, Crimen y castigo de Dostoyevski y un cuadro, Circe, de Waterhouse.

Galiciademoda es una publicación de referencia en Galicia que cuenta con un amplio target de lectores entre los que se encuentran jóvenes talentos interesados en desarrollar su carrera profesional en el ámbito de la moda ¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando?

Que hoy en día la diferenciación es clave y por tanto lo más importante es la autenticidad, ser quien de verdad uno es. Porque no hay nadie igual que tú. Si hay algo que sabemos con certeza es que si cada persona es fiel a sí misma, es única.

Written By
More from Galiciademoda

PUMA ABRE SUS PRIMERAS POP-UP STORES EN THE STYLE OUTLETS

La firma deportiva ha inaugurado su primera pop-up store del norte de...
Read More