Entrevistamos a Juan Ignacio Borrego

Entrevistamos a… Juan Ignacio Borrego

Concejal de Turismo, Fiestas y Deportes
Primer Teniente de Alcaldesa

¿De qué manera ha influido el Covid-19 en el sector turístico?

De forma radical. Todas las expectativas generadas a raíz del crecimiento de los últimos años a nivel local, hablando de manera coloquial, “se han ido al traste”. En un momento además, en el que el aeropuerto de la ciudad sostenía un crecimiento paulatino muy interesante, volviendo a posicionar a la ciudad de Coruña como un destino turístico de calidad muy importante. A pesar de esto, es cierto que el sector turístico coruñés consiguió reaccionar muy rápido, ejerciendo las medidas sanitarias necesarias para adaptarse a la nueva situación y, después del confinamiento, la parte más dura de la pandemia, podemos comenzar a observar la luz al final de túnel. Con otro concepto a nivel turístico, pero viendo que es posible una recuperación aunque sea lenta.

Ese nuevo concepto pasa por el turismo nacional y de cercanía, ¿es ahora mismo la mayor apuesta de A Coruña en el sector turístico?

Así es. Lo que se planteó fue generar un plan de choque para determinar cómo podíamos ir desescalando y avanzando en la nueva situación, centrando parte de ese plan en posicionar a A Coruña como principal destino turístico doméstico especialmente a nivel de cercanías. Eso parece que está funcionando. De forma lenta, pero funciona. Además, por la propia expansión que tuvo aquí la pandemia, se ha generado la imagen de un destino turístico de confianza, familiar y de no aglomeración, lo cual también ayuda a esta paulatina recuperación.

Háblenos de la Fase A Coruña, la campaña lanzada por el Consorcio y enfocada en invitar a descubrir los tesoros atlánticos con los que cuenta nuestra ciudad.

Era ya un plan previsto el encontrar esos tesoros con los que contamos en la ciudad y sus alrededores para generar un llamamiento turístico importante. Pero es cierto que la pandemia y esa reacción de la que os hablaba anteriormente por parte del sector turístico, nos impulsó a buscar una serie de soluciones y a dar una serie de pasos muy valientes, pero a la vez muy razonados y siempre de la mano del sector. Uno de ellos fue, por ejemplo, la organización en nuestra ciudad del primer evento del sector MICE con todas las medidas sanitarias provenientes de los protocolos del ICTE . El  objetivo era demostrar que en Coruña ya éramos capaces el 30 de junio de generar un congreso con todas las garantías sanitarias y con toda la potencia y capacidad de nuestro sector local. Añadiéndole  a esto esos tesoros que poseemos a nivel gastronómico, a nivel camino inglés, a nivel reserva de la biosfera y a nivel posibilidades de la propia ciudad. Todo esto nos impulsó a crear esa Fase A Coruña en el momento en el que se abría el confinamiento y empezábamos a dar pasos hacia una nueva normalidad, que a mi no me gusta llamarle nueva, sino temporalmente nueva, precisamente para demostrar que Coruña es una destino confiable y capaz.

¿Cuáles son esas medidas sanitarias y de seguridad adoptadas desde el Consorcio para garantizar la tranquilidad del ciudadano y que sienta nuestra ciudad como un destino seguro?

Son distintas y múltiples medidas. Desde la aplicación de los protocolos en este primer congreso  de la Fase A Coruña, donde éramos los primeros en establecer los accesos a partir de códigos QR, distanciamiento social en el lugar de los eventos, el establecimiento de los catering personalizados, etc.; junto con todas las medidas que se toman con las asociaciones hosteleras de la ciudad como, por ejemplo, la señalización en algunas zonas del ámbito hostelero-turístico de la distancia exacta donde tienen que estar colocadas las mesas. A raíz de esos protocolos y de la ayuda tanto de los organizadores de congresos, los hoteles, la hostelería, etc., se genera una sensación de que estamos totalmente organizados. Se trata de fomentar en esa Fase A Coruña la colaboración público-privada de la ciudad.

A Coruña cuenta con un turismo cultural y gastronómico destacado. ¿Puede ser uno de los puntos más potentes a la hora de valorar a A Coruña como un destino valioso?

Exacto. Evidentemente no somos un destino de sol y playa. Aunque tengamos ambas cosas, no es un destino de aglomeración turística veraniega. Eso hace que generemos una sensación de turismo de familia, tranquilo, que relacionamos con la capacidad gastronómica, la cultura e incluso el aspecto social: ciudadanos y ciudadanas muy agradables y un entorno extremadamente visitable con múltiples opciones tanto en el casco urbano como en los alrededores de la ciudad. De esta forma generamos un turismo de cierta calidad, familiar y sosegado que busque también otros atractivos como la reserva de la biosfera, la gastronomía a sus diferentes niveles maison-tasca y restaurante de primer nivel, el Paseo Marítimo, toda nuestra oferta cultural y museística, la Torre de Hércules, etc. Un turismo de cierto nivel interesa, a veces, mucho más que un turismo masificado de menor gasto, acción social, cultural y gastronómica.

Lo importante es el retorno que todas estas actividades dejan en la misma.

El Covid-19 nos ha permitido vivir una reivindicación de la gastronomía vivir una reivindicación de la gastronomía y hemos sido testigos de una implicación social y solidaria de la restauración local con los colectivos más vulnerables.

Una labor benéfica dentro de lo que es el concepto coruñés de colaborar desde la calidad gastronómica: la solidaridad en un momento muy difícil donde había que generar más para gente que no tenia posibilidades, en lo cual todo el mundo se volcó de forma anónima y totalmente voluntaria. Eso también es un valor porque no solamente proponemos una causa solidaria, sino una causa solidaria de calidad. Igualamos a todo el mundo para que todas las personas puedan disfrutar de lo mismo en el momento más complejo de lo que es la pandemia y el confinamiento. Es una cuestión que quiero destacar, fundamentalmente, porque yo me la encontré así. Los méritos deben ser dados a las personas a las cuales hay que dárselos. Me he encontrado un sector turístico local totalmente vinculado con A Coruña y con las opciones que puede proponer el ayuntamiento. Y, aunque es un sector en el cual es muy fácil trabajar de forma individual, han tenido una capacidad de visión global de las posibilidades de la ciudad extraordinaria. 

Este sector ha sabido impulsar de forma conjunta a la ciudad desde sus negocios particulares de oferta hostelera y gastronómica. Que todos los actores implicados trabajemos por un mismo objetivo facilita muchísimo las cosas, sobre todo a los efectos de, por ejemplo, plantear a Coruña como sede de la próxima reunión del Space Convention o abordar que el Convention Bureau de la ciudad esté próximamente constituido por la voluntad y apoyo de las entidades privadas. También se celebrará en A Coruña, a finales de este año, la asamblea Saborea España, que será en la propia Lonja, para poner en valor este espacio singular y único. Un camino que me han allanado muchísimo y que espero poder aprovechar.

Estamos ante una nueva era turística, la era de la sostenibilidad. ¿Qué significa eso de destino sostenible y cómo afecta a nuestra ciudad?

Afecta a todos los niveles, puesto que la política social del gobierno de Inés Rey trabaja, desde un primer momento, en la consecución de los objetivos ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en la Agenda 2030. Eso supone detallar cosas tan básicas como recuperar espacios para los peatones, reducir la velocidad de nuestros vehículos en las calles, habilitar más zonas para que l@s ciudadan@s  puedan realizar deporte por el simple gusto de hacerlo y, por supuesto, rentabilizar todos aquellos tesoros naturales que poseemos cuidándolos y proyectándolos: las aguas, nuestras costas, el acceso a las playas, etc. Todo esto genera una filosofía de vida. A Coruña es una ciudad tranquila donde respetamos el medio ambiente por el simple hecho de que las propias personas se benefician de ello. Esto, al final, es una cuestión de tranquilidad, salud y disfrute y nos corresponde llevarlo a cabo como miembros de este planeta. En A Coruña nos lo hemos tomado muy en serio y poco a poco vamos aplicándolo con medidas específicas.

¿Qué papel tienen la innovación, digitalización y promoción en este nueva era del Turismo para A Coruña?

Ahora el mismo, el uso de la inteligencia artificial, la gestión de datos y el análisis de las necesidades, nos permite adaptarnos al nuevo paradigma en el que vivimos. En su momento, todos los museos científicos eran táctiles y casi íntegramente interactivos. Eso tiene que cambiar. Pero también tiene que modificarse el análisis de lo que la gente quiere y busca y de la capacidad que Coruña tiene para adaptarse. En ese sentido también trabajamos con la gestión de esos datos en el marco de un estudio donde también interviene la Universidad de A Coruña con el Consorcio de Turismo analizando todo aquello que se va generando en la ciudad: desde la propia definición futura de los museos, como el retorno de los turistas que, por ejemplo, vienen a ver un evento de traineras. Qué buscan, qué piden, qué ven, qué sacan y qué se llevan de A Coruña. El uso de esa inteligencia y de esos datos es fundamental para adaptarnos o, por lo menos, sobrevivir en este temporal nueva normalidad que tenemos.

A Coruña es un destino de moda en el amplio sentido de la palabra, puesto que la moda también es un sector estratégico para la ciudad. ¿Cómo valoran al sector textil y del retail, a nuestro comercio de calle, a la tienda local?

El tener en nuestra provincia una empresa de la envergadura de Inditex conlleva que también el propio sector del retail y de la venta personal haya avanzado en los últimos años radicalmente y haya rejuvenecido, también, por la propia naturaleza del sector. Eso, por supuesto, es una cuestión que hay que valorar y apoyar muchísimo. Ya no corresponde únicamente al ámbito turístico, que también, con todas las secciones que planteamos (como determinadas salidas y entradas de turistas por el camino inglés, que supongan que el comercio esté abierto, que los servicios sean de calidad, que los protocolos sanitarios también se cumplan, etc.) Debemos conseguir un conjunto de cuestiones que animen al turista y consumidor a venir a nuestra ciudad y, en lo que concierne al ámbito de la moda o del consumo a nivel del retail, que se encuentren los mejores profesionales, elementos y posibilidades máximas de disfrutar de esas compras en la ciudad. Son acciones transversales que desde el gobierno de Inés Rey se plantean. No solamente en el contexto de la pandemia, sino en lo que sería la política habitual de gobierno planteando que el comercio tenga posibilidades tanto de negocio como de modernización y digitalización. Como decían algunas personas en el congreso, A Coruña es un destino boutique, un destino sexy, de mucho atractivo para las expectativas que estamos creando. Debemos conseguir que eso fragüe y que se convierta en un moda permanente de innovación, activación y atractivo para que los viajeros que vengan disfruten y nos promocionen como destino una vez retomada su vida normal.

Cada vez son más los viajeros que escogen destinos concretos por su “turismo de shopping” o por la posibilidad que ofrece una ciudad por su comercio local. 

En A Coruña el turista va a encontrar de todo: paseo, gastronomía, cultura, gente y, además, comercio. El retail tendrá que ir adaptándose y, seguramente, aparecerán nuevas oportunidades por el propio concepto de cambio y nuevos turistas a los que queremos llegar. El sector también lo detectará y avanzará cara las nuevas necesidades . Eso también será positivo para la ciudad.

 

Written By
More from Galiciademoda Read More