ISLANDIA: Tierra de hielo y fuego

IMG_2107 (Seljalandsfoss) copia

Es la Europa más septentrional, donde el sol es caprichoso y la música suena a viento. Tierra de gigantes y elfos, Galiciademoda viaja a Islandia, uno de los últimos rincones vírgenes del antiguo continente que nos acoge en la aventura que nos pondrá en contacto con nuestro yo más intimista.

Antes de pisar suelo islandés, aún en el avión, el viaje nos obsequia con dos hermosos regalos. A nuestra derecha, a través de las ventanas del pequeño avión en el que viajamos, el sol de medianoche hizo presencia con un anochecer que al poco se volvería amanecer. Justo antes de tomar tierra, frente a la costa, pudimos disfrutar de un plano cenital en el que los isleños faenaban en sus embarcaciones bajo la fría luz de la madrugada.

Tras el aterrizaje, nos encontramos con un coqueto aeropuerto situado en un enorme campo de lava petrificada que rodea toda la zona de Reikiavik. En sus inmediaciones podremos alquilar un coche todoterreno, la mejor forma de desplazarse, ya que muchas de las carreteras que nos esperan están sin asfaltar. Aún así, a lo largo de nuestro camino, nos encontraremos con auténticos aventureros que deciden realizar este viaje en moto, bicicleta o incluso practicando autostop.

“Pese a descender de auténticos Vikingos los islandeses son gente asombrosamente amable, que adoptan el inglés como segunda lengua por lo que resulta sencillo entenderse con ellos”

Nuestro viaje empieza en la misma capital, desde nuestro punto de partida nos dirigimos a las tierras del sur para acabar circunvalando toda la isla, lo que se conoce como Golden Ring. Nos espera mucha carretera  y muy poco tráfico. Sin duda la ausencia de presencia humana y una naturaleza prácticamente virgen, solo sesgada por alguna carretera que se integra en el paisaje como uno más de los muchos ríos que desembocan en fantásticas cascadas y alguna casita inexplicablemente aislada nos da una enorme sensación de libertad. Probablemente, esta sensación abrumadora es de lo más destacado que todos aquellos urbanitas que visitamos la isla podemos sentir en este viaje.

A pesar de tener una itinerario fijado desde un origen, todo nos sorprende tanto que nos resulta imposible no entretenernos por el camino, el ganado en semi libertad (caballos de raza autóctona, ovejas que generalmente estaban acompañadas de un par de corderitos y alguna que otra vaca) nos hacen detenernos por primera vez. Unos cuantos kilómetros después, en dirección  a Strokkur donde nos espera el geyser original que da nombre al resto, nos encontramos con una sorpresa espectacular, el ‘Parlamento Vikingo’ en Þingvellir donde dos placas tectónicas chocan para dar lugar a una garganta donde antiguamente parlamentaban los temibles guerreros.

IMG_2690
Costa de Dyrhólaey

En nuestra ruta tenían un lugar destacado las cascadas, Islandia esta surcada por caudalosos ríos alimentados del deshielo glaciar que al juntarse con la agresiva orografía del terreno, da lugar a algunas de las mayores y más espectaculares cascadas del mundo. En el sur podemos encontrar algunas de las más destacadas como Gullfoss, Skógafoss y Seljalandsfoss en la que como intrépidos aventureros nos dimos un gélido baño. Pero Islandia no es solo frío, después de atravesar con nuestro todoterreno mas de 20 ríos hacia las tierras altas llegamos a Landmannalaugar, donde después de una alucinante caminata hacia la cima de sus pintorescas montañas nos dimos un relajante baño caliente en las pozas naturales del camping donde nos alojábamos y es que en Islandia la presencia de pozas calentadas por la filtración de aguas termales es un fenómeno común.

Seguimos nuestro camino hacia el norte dejando atrás las espectaculares playas de Reynisfjara y la cascada de Svartifoss ambas características por las formaciones basálticas de sus paredes. Recorremos el este del país y los desiertos negros dejan paso a las enormes masas de hielo azul y blanco de las lenguas glaciares del Vatnajökull, el mayor glaciar de Europa.

Ya en el norte nos tomamos un respiro y nos paramos a disfrutar de otros encantos que esta tierra nos depara. Hacemos parada en Husavik, un pueblo pesquero que vive del turismo que genera el avistamiento de ballenas en la zona. Decidimos tirar la casa por la ventana y comer en uno de sus mejores restaurantes, no recuerdo haber comido un bacalao tan delicioso como el que disfrute ese día y es que el pescado es de la mejor calidad.

“Islandia es uno de los escenarios más demandados en cine y televisión a la hora de rodar en exteriores”

Retomando nuestra ruta conocemos las grutas de agua termal de Grjótagjá donde se rodó un capítulo de la serie “Juego de Tronos” y es que Islandia es uno de los escenarios más demandados en cine y televisión a la hora de rodar en exteriores. Quizás desplazarse por la península de Snæfellsnes haya sido de lo más complicado pero no obstante vale la pena, no solo por sus espectaculares fiordos sino por la fauna salvaje que habita en ella, frailecillos, focas, leones marinos, zorros árticos…

IMG_3925 (Vatnajökul)
Lengua glaciar Svinafellsjökull

Volvemos al sur, dejamos para el final la capital, Rikiavik y como estamos agotados después de 12 días de viaje en coche nos mimamos un poco en la “Blue Lagune” un complejo relax a las afueras de la ciudad donde disfrutar de baños calientes, masajes limpiezas de cutis y si tienes la suerte de ir un viernes noche una de sus famosas fiestas con DJ ¡El final perfecto!

Decimos adiós a esta isla tan llena de contrastes con pena, pues sus tesoros son infinitos, y deseando que algún día os animéis y podáis disfrutar tanto como nosotros lo hemos hecho de este asombroso rincón del mundo.

10603974_953757497984814_3213127019925497009_o

 

Texto: Manu Trasancos

Fotografía: Daniel Sambad

Sigue las redes sociales de Ice Ventura:

 

Facebook Instagram

Written By
More from Galiciademoda

Isabel Nuñez: Verano 2015

Ayer el equipo de Galicia de Moda se trasladó a Camos (Pontevedra)...
Read More